martes, 18 de agosto de 2009

Cavalli VS Africano: TyC y la AFA



Para ver desde la platea: un poco a favor, por L. Africano.



La pelea por los derechos de transmisión del fútbol argentinos que en tan sólo 72 horas ha escalado a niveles impensados, es realmente un espectáculo digno de ver desde una platea, o mejor dicho desde el sillón del living.



No recuerdo y estoy seguro de que no hay antecedentes que un tema privado como es la adquisición de derechos sobre la propiedad de algo, mantenga tanto tiempo de aire, espacio gráfico y voceros dentro del Grupo Clarín. Realmente no lo recuerdo. El domingo a la mañana me daba vergüenza ajena ver como hubo aproximadamente 5 testimonios diferentes en solo una hora sobre el mismo tema, más allá de los pocos de temas que había y que en otros canales ni siquiera se referían a esta disputa.



Pareciera ser un negocio entre privados que debe resolverse entre privados. De un lado un señor mayor que es dueño del fútbol argentino y del otro no se sabe muy bien y hasta llega a confundirse. Así, por ejemplo, se observa que se confunde TyC (que es una señal televisiva) con Torneos y Competencias, que es una empresa. La firma que maneja la televisación del fútbol en nuestro país es Televisión Satelital Codificada SA (TSC), controlada por otra firma, TeleRed Imagen SA (TRISA). En esta empresa participan en partes iguales (50% del paquete accionario) el Grupo Clarín y Torneos y Competencias. TRISA, a su vez, es dueña de la señal TyC Sports y TyC Max. Asimismo es la productora de programas como Fútbol de Primera, y tiene un convenio con la cadena Fox Sports para la producción de sus programas en Buenos Aires, Argentina. Es decir, en la empresa que posee los derechos televisivos y produce el programa que tiene en exclusiva la potestad de emitir los goles de cada fecha son socios el Grupo Clarín y Torneos y Competencias. La composición accionaria de ésta última también tiene sus complejidades. Desde junio de 2008, el fondo de inversión que dirige Frederick Arnold Vierra y Luis Nofal mantienen el control de la mayoría accionaria con el 50,1%. Para esa fecha se anunció el ingreso de DirecTV Latin America, que adquirió el 33,2%, mientras DLJ Merchant Banking pasó a controlar el 16.7%.



En definitiva, no haré referencia a los 600 millones que se dice que abonará el Estado, ni a la mala calidad de pantalla que tiene canal 7 (eventual canal que transmitiría el fútbol), ni a mis deseos de que haya una cara nueva que maneje el fútbol en la Argentina, ni a la posibilidad de que sea Telefé quien transmita los partidos, simplemente diré que si ahora puedo ver los partidos sin pagar un extra me subo a ese tren. ¿Por qué no? Pero también me pregunto. ¿Y si Cablevisión boicotea a Canal 7 y no pasa la señal a sus abonados?
 


 


 

Un poco en contra, por Patricio Cavalli


 

Yo no pagaba para el el fútbol. Cuando conseguía entradas de garrón para ver a Boquita Campeón, iba y me fanatizaba. Cada domingo, pispeaba de coté Futbol de Primera para ver como andaba Boquita y como perdían cuervos y gallinas (si no combinaban esos tres factores no veía nada). 


 

No pensaba ni pienso ni pensaré pagar un mango por un fútbol caro y mediocre, caro por el monopolio de TyC-Clarin-TSC y mediocre porque los clubes vendían los jugadores buenos para pagar los derechos de esas tres empresas en segundo lugar, y en primero para pagar los desaguisados de sus dirigentes. 


 

Ahora, y guarda con esto, si alguien se piensa que este asunto le hace un bien al país, se equivoca garrafalmente, como se dice en la tribuna. 


 

Le hace mal, muy mal a un país enclenque y con imagen de bananero que un señor como Julio Grondona ("Don Julio" hasta hace poco en TyC y "Grondona" a partir de ahora), le rescinda el contrato de buenas a primeras a TSC, TyC o a quien sea. Quiere decir que en el país hay monopolios (TyC), pero que hay mafias que transan con esos monopolios y un día los degüellan sin más. 


 

Eso quiere decir una sola cosa a quien mira desde afuera: el normal course of business en Argentina es a través de monopolios o de mafias o de ambos. Que lindo.  


 

Pero le hace mucho peor que se sepa que detrás de la movida de Grondona está el Estado Nacional. Eso al mundo le dice "Che, viste esa plata que con desesperación necesitan y esperan países como Francia, España, China, USA o Canadá... bueno, ni la vengas a poner en Argentina porque, bueno, los contratos se hacen y deshacen de un día para otro, según le convenga al Estado, que es amigo de las mafias". 


 

Peor de todo es que detrás de esto esté Nestor K, que suponemos, intuimos, sentimos, presentimos, está sacandole el negocio a TyC para dañar a Clarin. 


 

Mi razonamiento es: NK sabe que Clarin lo torpedeo durante la campaña legislativa, ahora viene la vendetta. Y ahora viene la represalia de Clarin, que no dejara NK con cabeza, pero a NK no le importa, ya está jugado y dice perdido por perdido loco, los arrastro conmigo ...


 

Si alguien piensa que -juaaaaaaaaa- esto significa que vamos a ver mejor futbol, gratis y con buena calidad, permitame que me descostille de risa en forma violenta y naturalista. 


 

Ja-más va a venir ese fútbol. Nun-ca. Va a venir otra empresa, otro monopoly, otra mafia y ya andaremos por Florida comprando decodificadores de 10 pesos para ver "el nuevo futbol". 


Y no importa acá Clarín o quien sea que tuviera la dicha de tener el monopolio. Los monopolios se rompen fácil con competencia y con apertura económica. Precisamente lo contrario de lo que el gobierno ha hecho. En vez de abrir el juego a la iniciativa privada, lo que hicieron fue destruir el sistema de negocios que regula el mundo y lo va a seguir regulando. Se creen que con medidas de Mao van a conseguir algo bueno, y lo único que termina es creando mas pobreza, miseria y problemas, cuando los capitales huyen despavoridos a países medianamente mas serios y no tan lejanos como Chile, Uruguay o Brasil. 


Lo que no entiendo es como el Grupo Clarin, que algo de experiencia en torear -y algunas veces clavar- gobiernos tiene, no la haya visto venir. No me lo creo. "No lo imaginamos, presentamos al directorio el 5 de agosto y sacamos muy bien diez felicitado, esto es increible" decían en una cena unos apesadumbrados ejecutivos de TyC. 


La frase "¿Qué te pasa Clarin; que te pasa?", ¿no les decía nada?


¿No les sonaba a "Ya vas a ver lo que te pasa, Clarin"?

 

 Si. Y la Thatcher no vio venir la invasion delirante de Galtieri sobre las Malvinas, ni Roosevelt a los aviones japoneses sobre Pearl Harbour, ni Bush el 11-S. Somos la platea, pero no somos tan básicos. 
 



 


1 comentario:

Lorena dijo...

Me gustó mucho tu argumentación "Un poco en contra"