martes, 25 de agosto de 2009

Detrás de la nebulosa Nokia - Nota I de II

 

Detrás de la nebulosa Nokia.

 

Por Patricio Cavalli

 

Flotó un aire de prolija y deliberada imprecisión en la presentación hecha por Nokia la semana pasada, cuando fue lanzado al mercado su servicio Nokia Messaging.

 

El servicio, que dice unir en un mismo server –manejado por Nokia- y en un mismo dispositivo –equipos Nokia Serie N96- todos los emails de una persona no es un avance tecnológico de la empresa, aunque fue presentado como tal; ni tampoco un salto, un leapfrog que mueva hacia adelante el mercado, aunque fue presentado así también

 

El caso messaging

 

Pero si bien el servicio puede llegar a existir –en realidad ya existe en otros dispositivos de otras marcas-, sus posibilidades reales de éxito son desconocidas.

 

La primer pregunta que nokia.messaging.com debe responder es por qué una persona pondría otra vez (ya lo tiene seguramente en su Outlook, iphone o Blackberry) todas sus casillas en un mismo dispositivo.

 

Claramente, lo que la marca pretende es que quien esté pensando en no comprarse un N96 porque tiene que leer sus mails en su Blackberry, ahora lo piense dos veces.

Por lo que si el proyecto es de descreme del mercado, no se entiendo porque se presentó como un producto masivo "que empieza en los serie N96 y a fin de año estará en otros dispositivos", según dijo al periodismo Emiliano Zazzini, Gerente de Ventas de Servicios de Nokia para Cono Sur.

 

¿Cuáles? No quedó claro, cómo tampoco quedó claro cuánto cuesta el servicio ni cómo funciona exactamente.

 

Los N96 son una parte muy pequeña del mercado de Nokia en el país. Son equipos sofisticados y caros. Para un público sin demasiadas limitaciones económicas.

 

Lo cual quedó claro cuando Zazzini dijo que "al público no le importará lo que gaste" en el servicio, que tendrá un cargo doble: a nokia, y al carrier.

 

Algo así como pagarle a Arnet o Fibertel para conectarse a la web, y además a Dell o Lenovo al usar la PC para leer el mail.

 

¿Alguien de verdad pagaría doble? Claramente, un público despreocupado por los costos.

 

De ahí que no se entienda por qué los funcionarios de Nokia hicieron tanto énfasis en decir que "el servicio se masificará para fin de año".

 

¿Mediante el acceso a través de otros terminales no-N96?

 

Cifras en el aire

 

No. "Porque para fin de año, el 70% u 80% de los terminales serán N96", dijo Zazzini a Mercado.

 

O sea que en los próximos cuatro meses, el 80% de los usuarios de Nokia comprará, en un concetxto incierto y recesivo, un aparato de más de $ 2.000, para acceder a sus mails.

 

Y tampoco se sabe de qué cifra es ese 80%. ¿Es el 80% de un millón de aparatos; o el 80% de cien aparatos?

 

El tema importa para tratar de saber cuál es la ganancia de Nokia con todo este asunto.

 

Zazzini tampoco respondió la pregunta de Mercado sobre cómo se calcula el ROI de este servicio, ni de cuánto es la inversión realizada.

 

La nebulosa que rodea el tema Nokia Messaging no es casual. Es parte de una estrategia.

 

Golpeada en su credibilidad y reputación tras haber sido acusada (y nunca despegada) de haber colaborado con el gobierno de Irán en espiar a los opositores y disidentes durante la crisis de junio de este año -la imagen que ilustra este artículo circuló por los portales facebook y twitter del mundo entero); acosada por caídas de hasta un 19% en sus ventas totales de 2008 (la serie N, paradójicamente subió hasta vender 8 millones de unidades); menor rentabilidad (ganó €576 millones en 2008, comparado to € 1.8 mil millones un año antes); y un descenso en el market share de 3 puntos entre 2007 y 2008 (40% al 27%), la empresa necesita shocks de liderazgo para mantener su imagen de líder. Que lo sigue siendo, pero muchos analistas se preguntan por cuánto tiempo más.

 

Al parecer impedida de seguir generado innovaciones que produzcan la nueva killer application, Nokia se dedica a inventar servicios que ya están inventados (Ovi Maps, Nokia Music Store, Nokia Messaging) y los "presenta" como innovaciones creadas para sus productos.

 

Shock de lanzamientos

 

No solamente eso. La empresa comienza a generar lo que en la jerga del marketing se llama "fiebre de presentaciones". Se lanzan al mercado productos que estarán presentes realmente en el mercado masivo en seis meses o un año, como es el caso del messaging.

 

En el Mobile World Congress 2008 anunciaron un acuerdo con Google que nunca se concretó; este año anunciaron un acuerdo con Microsoft, rival de Google, que se concretará recién dentro de un año más.

 

Un año es demasiado tiempo, y para cuando llega la fecha son pocos los que le piden explicaciones de por qué no se está implementando el adelanto.

 

En el ínterin, el lanzamiento ya hizo un impacto en la mente de la gente, que sigue creyendo que la empresa lidera, cuando en realidad está retrocediendo.

 

Cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia.

 


No hay comentarios.: